healthytransplant.com | Infecciones y enfermedades malignas Inicio | Infecciones y enfermedades malignas

Infecciones y enfermedades malignas

Prevención de infecciones y cáncer tras un trasplante de órgano

Como receptor de un trasplante, tiene más riesgo de desarrollar infecciones y ciertos tipos de cáncer porque está tomando medicamentos contra el rechazo. Los medicamentos contra el rechazo evitan que el sistema inmunológico ataque al órgano nuevo. No obstante, también debilitan la capacidad natural del cuerpo de atacar todo tipo de organismos que ingresan a él.

Todas las infecciones que se produzcan en receptores de trasplantes con un sistema inmunológico debilitado se deben consideran graves aunque la mayoría no ponga en riesgo la vida. Es importante tomar medidas para evitar infecciones que puedan afectar su salud. Además, reconocer los signos de una infección y actuar de inmediato puede ayudar a evitar que estos organismos lo enfermen.


Healthy Transplant Images

Infecciones contraídas durante una estancia hospitalaria

Las infecciones que ocurren tras cirugías y otros procedimientos hospitalarios son un problema significativo en los pacientes trasplantados. . El uso de catéteres y cánulas intravenosas para suministrar medicamentos conlleva cierto riesgo de contraer una infección. Algunos pacientes pueden desarrollar neumonía poco después de una cirugía. Los signos frecuentes de una infección contraída durante una estancia hospitalaria incluyen:
  • Fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento o dolor inusual alrededor de la incisión
  • Supuración de líquido de la incisión
  • Tos con esputo
  • Dolor al orinar
  • Dolor o enrojecimiento en la zona donde se insertó el catéter
  • Diarrea o dolor abdominal, náuseas y vómitos
  • Dolor de cabeza que dura un largo tiempo
Si cree que tiene una infección, asegúrese de comunicárselo al médico de inmediato.

Infección contraída tras regresar a casa

Los receptores de trasplantes tienen más probabilidades de contraer una infección causada por diferentes tipos de organismos una vez que salieron del hospital y regresaron al hogar.

Infecciones virales

Existen varios tipos de infecciones virales que los receptores de trasplantes pueden contraer en el hogar tras salir del centro de trasplantes.
  • Virus del herpes simple (VHS). Este virus puede permanecer oculto en el cuerpo durante años, pero puede activarse nuevamente debido al estrés, una enfermedad o una inmunosupresión. El VHS causa herpes labiales o úlceras en la piel.
  • Herpes zóster. El herpes zóster es causado por el virus de la varicela zóster (VVZ), otro tipo de herpesvirus que causa varicela. El virus permanece en los nervios del cuerpo y puede activarse debido a la inmunosupresión causada por los medicamentos contra el rechazo.
  • Citomegalovirus (CMV). El CMV es también un tipo de herpesvirus que puede permanecer oculto y volver a activarse. Una vez activado, el CMV causa fiebre, disminución del recuento de glóbulos blancos, dolores musculares, diarrea o infecciones de órganos en ocasiones.
  • Virus de Epstein-Barr (VEB). El VEB causa mononucleosis infecciosa. Además, el VEB está asociado con el cáncer [denominado trastorno linfoproliferativo postrasplante (PTLD)] de ciertos glóbulos blancos.
  • Poliomavirus BK. El poliomavirus BK infecta los riñones y causa daños en un trasplante de riñón.
  • Virus del papiloma. Algunos receptores de trasplantes pueden desarrollar verrugas causadas por el virus del papiloma. Esta familia de virus también está involucrada en el cáncer de cuello uterino y algunos tipos cáncer de piel.
  • Virus de la hepatitis B (VHB). La hepatitis B es una infección viral del hígado. En la mayoría de los pacientes, la hepatitis B se resuelve con el paso del tiempo. Sin embargo, en otras personas puede avanzar y causar daños irreversibles en el hígado (cirrosis). La infección del VHB y la cirrosis aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de hígado.
  • Virus de la hepatitis C (VHC). La hepatitis C también es una infección viral del hígado. Causa inflamación en el hígado y puede desencadenar lesiones irreversibles (cirrosis). La cirrosis causada por una infección del VHC está asociada con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado.
  • Influenza y virus respiratorios. La influenza ("gripe") es una infección viral de la nariz y la garganta.
  • Virus respiratorio sincitial (VRS). El VRS comienza como una infección en la parte superior del tracto respiratorio pero también puede causar neumonía. Es más frecuente en niños que en adultos.
  • Virus del Nilo Occidental (VNO) y virus de la encefalitis equina del este (VEEE). Estos virus se transmiten a través de los mosquitos. Debe protegerse contra las picaduras de mosquitos usando camisas de mangas largas y pantalones cuando esté al aire libre.

Algunos virus pueden estar ocultos (latencia) y volver a activarse. Las infecciones virales ocultas y nuevas se pueden diagnosticar mediante un análisis de sangre. Deberá estar atento a los signos y síntomas de las infecciones virales.

Figura. Infecciones virales

Figura. Infecciones virales.
Existen medicamentos disponibles que ayudan a tratar y prevenir enfermedades causadas por virus. Es posible que deba tomarlos durante varios meses.

Infecciones bacterianas

Cuando el sistema inmunológico cambia debido a los medicamentos del trasplante o la cirugía, el riesgo de desarrollar infecciones bacterianas es mayor. Una infección bacteriana puede causar fiebre y escalofríos, diarrea, tos, dolor de cabeza, dificultad para respirar, dolor al orinar, dolor abdominal, náuseas, vómitos, sarpullido u otros síntomas. Las infecciones son más fáciles de tratar si se las detecta a tiempo, por eso es importante que llame al equipo de trasplantes inmediatamente si cree que podría tener una infección.

Infecciones fúngicas

En algunos receptores de trasplantes, los organismos llamados hongos (como mohos o levaduras) pueden causar infecciones. Los hongos llamados Candida pueden producir placas blanquecinas en la boca y la garganta ("aftas"). Este tipo de infección fúngica se trata fácilmente. Otros hongos pueden causar neumonía u otras infecciones graves, incluida la meningitis. Estos hongos incluyen la neumonía por Pneumocystis jiroveci (anteriormente conocido como Pneumocystis carinii o PCP), el Aspergillus y el Cryptococcus. La mayoría de los receptores de trasplantes recibirán medicamentos antimicóticos para disminuir el riesgo de desarrollar infecciones fúngicas al menos 3 meses o más después de la cirugía.

Tiempo de aparición de una infección

Algunas infecciones tienden a aparecer de forma temprana (dentro de los primeros 6 meses después de la cirugía de trasplante). La siguiente tabla muestra los tiempos de aparición a los que debe estar atento para ciertas infecciones.
Infecciones frecuentes que ocurren de 0 a 4 semanas después de la cirugía Infecciones frecuentes que ocurren de 1 a 6 meses después de la cirugía Infecciones frecuentes que ocurren 6 meses después de la cirugía
Infecciones en la heridas
Infección en el lugar del catéter
Infecciones de las vías urinarias
Sinusitis
Neumonía
Diarrea infecciosa
Infecciones respiratorias
Infecciones de las vías urinarias
Virus del herpes simple
Herpes zóster
Citomegalovirus
Virus de Epstein-Barr
Poliomavirus BK
Verrugas cutáneas
Virus de la hepatitis B (recurrencia)
Virus de la hepatitis C (recurrencia)
Infecciones respiratorias
Infecciones de las vías urinarias
Infecciones fúngicas
Citomegalovirus
Poliomavirus BK
Herpes zóster
Virus del herpes simple

Cómo mantener el órgano nuevo fuera de peligro

Las infecciones pueden hacer más que enfermarlo. Pueden dañar el órgano nuevo y aumentar el riesgo de rechazo. Si bien su sistema inmunológico se ha "debilitado" debido a los medicamentos contra el rechazo que está tomando, hay muchas cosas que puede hacer para evitar las enfermedades:
  • Manténgase alejado de las personas que muestran signos de enfermedad
  • Lávese las manos con frecuencia
  • Use guantes para las tareas de jardinería
  • Evite estar en lugares con moho, excrementos de aves, fertilizantes o plantas en descomposición (por ejemplo, pilas de abono)
  • Evite andar descalzo
  • Use repelentes contra insectos especialmente al amanecer y al anochecer
  • Limpie las cortaduras y raspaduras con agua y jabón
  • Sea higiénico con los alimentos (lávese las manos antes de cocinar, después de agarrar carne cruda y antes de comer. Evite consumir alimentos crudos o poco cocidos y jugos o leche sin pasteurizar).
  • Evite limpiar contenedores de basura o jaulas. Intente no tener contacto con animales callejeros, patos y pollos pequeños y monos. Estos animales pueden transmitir enfermedades.
  • Si viaja al exterior, no beba agua de la red, hielo o bebidas preparadas con agua de la red, jugo de frutas frescas ni leche o productos lácteos sin pasteurizar. Evite también comer frutas y verduras.

Vacunas

Debido a que los medicamentos contra el rechazo "debilitan" el sistema inmunológico y aumentan los riesgos de contraer infecciones, debe estar al día con las vacunas que ayudan a evitar infecciones virales, incluidas la influenza (vacuna antigripal) y todas las "inyecciones" de rutina que recibimos en la infancia. Su médico puede recomendarle una vacuna anual de rutina contra la influenza y una vacuna periódica contra la bacteria neumocócica. Además, debe estar vacunado contra la hepatitis A y B. Los integrantes de la casa también deben recibir las vacunas de rutina.

En lo posible, el tiempo ideal de vacunación es antes de tomar los medicamentos contra el rechazo (aunque no todos los pacientes con enfermedades crónicas responden bien a las vacunas). Después del trasplante, es probable que el equipo de trasplantes le recomiende que espere un determinado tiempo antes de vacunarse. En general, lo prudente es esperar al menos 6 meses después del trasplante o después de un episodio de rechazo agudo antes de recibir cualquier vacuna.

A excepción de las vacunas de virus vivos, los pacientes trasplantados pueden y deben recibir las mismas inmunizaciones que los pacientes no trasplantados. Es probable que los receptores de trasplantes no deban recibir vacunas que tienen virus vivos tales como los que se usan para la varicela, el sarampión, la paperas y la vacuna antigripal intranasal. El equipo de trasplantes puede proporcionarle más información. Para obtener más información sobre vacunas, visite www.cdc.gov.

A continuación se muestra una lista de las vacunas que generalmente se consideran seguras si se administran a pacientes que toman medicamentos contra el rechazo o a personas que viven en el mismo hogar:

Difteria
Hepatitis A, B o la combinación de A/B
Influenza hemofílica tipo B (Hib)
Virus del papiloma humano
Influenza inactivada
Meningocócica
Pertussis
Neumocócica
Tétanos
Encefalitis transmitida por garrapatas

Informe al médico cuando viaje

Viajar puede aumentar los riesgos de contraer infecciones. Antes de viajar, los receptores de trasplantes deben tomar ciertas precauciones. Lo más importante es que le avise al médico que está planeando viajar.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) brindan información general sobre "Salud del viajero "para ayudar a los viajeros y a sus proveedores de atención médica a decidir cuestiones sobre vacunas, medicamentos y otras medidas necesarias para evitar enfermedades durante un viaje internacional. Aunque esta información se enfoca en el público viajero en general, usted puede encontrar información útil sobre vacunas y brotes de enfermedades.

Cuando viaje, debe llevar consigo una provisión adicional de medicamentos necesarios, como medicamentos contra el rechazo, para posibles casos de extravío. Considere guardar algunos de sus medicamentos en el equipaje de mano.

Por último, asegúrese de tener la dirección y los números telefónicos de contacto de los centros de trasplantes más cercanos en la ciudad o el país de destino.

¿Debo preocuparme con respecto al cáncer?

Los receptores de trasplantes tienen un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer que las personas que no han recibido un trasplante. Los factores de riesgo como la edad, el tabaquismo y el consumo de alcohol aparentemente influyen en el aumento del riesgo de desarrollar enfermedades malignas, pero el uso de medicamentos contra el rechazo por un largo tiempo es el factor principal de la tasa más elevada de algunos tipos de cáncer.

Es probable que algunos receptores de trasplantes desarrollen cáncer de piel. Otros pueden desarrollar ciertos tipos de cáncer de las glándulas linfáticas (linfoma) y cáncer de cuello uterino, los cuales son causados por virus. Los receptores de trasplantes además tienen riesgo de desarrollar otros tipos de cáncer tales como cáncer de mama, de pulmón y de colon. Los exámenes médicos regulares para detectar el cáncer son muy importantes para mantener su salud y su bienestar.

Cáncer de piel

Es más frecuente que los receptores de trasplantes desarrollen diversos tipos de cáncer de piel, incluidos el carcinoma de células escamosas (SCC), el carcinoma basocelular y los melanomas.

Figura. Tipos de cáncer de piel

Figura. Tipos de cáncer de piel
Los factores de riesgo del cáncer de piel incluyen el tratamiento con medicamentos contra el rechazo, la exposición al sol o la radiación ultravioleta y la infección con el virus del papiloma humano. Los tipos de cáncer de piel en receptores de trasplantes tienden más a aparecer a una edad más temprana, a ser más agresivos y a desencadenar metástasis.

Se puede reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer de piel. Algunas de las cosas que puede hacer para disminuir las posibilidades de desarrollar cáncer de piel incluyen:

  • Limitar el tiempo de exposición al sol (especialmente cuando el sol es más intenso entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m.).
  • Usar pantalla solar (FPS 45 o superior).
  • Usar sombreros amplios y guantes.

La mayoría de los tipos de cáncer de piel se pueden curar si se detectan a tiempo, por eso es muy importante que reconozca los primeros signos de cáncer de piel y busque tratamiento si nota algo raro. Realizar una visita anual al dermatólogo es una buena idea.

Virus relacionados con el cáncer

Algunas otras enfermedades malignas que aparecen con más frecuencia tras un trasplante son aquellas relacionadas con infecciones virales. Se incluyen el sarcoma de Kaposi (herpesvirus humano 8), lesiones anogenitales (virus del papiloma humano), carcinoma de cuello uterino (relacionado con el virus del papiloma humano), trastornos linfoproliferativos postrasplante (PTLD) y linfomas de células B (relacionados con el virus de Epstein-Barr).

Trastorno linfoproliferativo postrasplante (PTLD)

El trastorno linfoproliferativo postrasplante es un cáncer de determinados glóbulos blancos y se relaciona con algunos medicamentos contra el rechazo y con el virus de Epstein-Barr. Este trastorno se puede tratar disminuyendo algunos medicamentos contra el rechazo, tomando medicamentos antivirales o mediante quimioterapia.

Detección del cáncer

SI bien el cáncer puede aparecer en cualquier momento, algunas enfermedades malignas, como el cáncer de piel y el PTLD, suelen aparecer con más frecuencia durante los primeros dos años tras la cirugía de trasplante.

Figura. Cuándo ocurre con más frecuencia el cáncer

Figura. Cuándo ocurre con más frecuencia el cáncer.
El pico de incidencia del cáncer de piel es de 3 a 5 años después de un trasplante de órgano. Los tipos de cáncer más frecuentes en la población general (cáncer de mama, de pulmón, de colon, etc.) tienen a aparecer después de varios años.

Los estudios de detección del cáncer de mama, de próstata y de colon se deben realizar según la edad, la frecuencia y el sexo adecuados que recomienda la Sociedad Americana del Cáncer (ACS).

Figura. Cronograma de estudios de detección del cáncer

Figura. Cronograma de estudios de detección del cáncer.

Todos los receptores de trasplantes deben realizarse un examen dermatológico exhaustivo y recibir información sobre el uso de pantallas solares y métodos para evitar la exposición al sol. Si desarrolla cáncer, el equipo de trasplantes le pedirá que consulte a un especialista para tratar la enfermedad. Además, deberá informar al equipo de trasplantes si le han diagnosticado cáncer.