healthytransplant.com | Mantenimiento de la salud | Preparación para el trasplante | Otros órganos Inicio | Mantenimiento de la salud | Preparación para el trasplante | Otros órganos

Preparación para el trasplante | Otros órganos

Los estudios previos al trasplante, además de dar un panorama claro de su salud en general, ayudan a identificar posibles problemas antes de que ocurran. También ayudan a determinar si el trasplante es la mejor opción para usted. Esto aumenta la posibilidad del éxito.

La evaluación médica previa al trasplante puede depender del órgano que se trasplantará. A continuación se incluye una lista de posibles estudios que el equipo de trasplantes puede solicitar:


Healthy Transplant Images

  • Examen físico
  • Radiografía de tórax
  • Antecedentes quirúrgicos y médicos completos
  • Análisis de sangre: estos análisis incluyen recuento sanguíneo, grupo sanguíneo, tipo de tejido, composición química de la sangre y función del sistema inmunológico. También le analizarán la sangre para detectar ciertas enfermedades infecciosas.
  • Grupo sanguíneo: cada persona tiene un grupo sanguíneo A, B, AB u O. Le analizarán la sangre para determinar si es compatible con la del receptor.
  • Estudios de la función pulmonar: estos estudios muestran cómo están funcionando los pulmones.
  • Endoscopias gastrointestinales (GI) superiores e inferiores: mediante estos estudios se pueden detectar anomalías en el esófago, el estómago y el intestino.
  • Tipo de tejido: se analizarán los glóbulos blancos para detectar "indicadores" especiales que distinguen el "tipo de tejido" necesario para la compatibilidad con el órgano trasplantado.
  • Control de la hemodinámica: se pueden utilizar ecografías con sondas de ultrasonido para detectar hipertensión en el corazón y los pulmones o se puede colocar un catéter en el corazón durante períodos de 6 a 12 horas.
  • Ecocardiograma: las ecografías con sondas de ultrasonido pueden mostrar anomalías en el corazón y el flujo sanguíneo del corazón.
  • Electrocardiograma (EKG o ECG): determina cómo está funcionando el corazón.
  • Tomografía nuclear (reposo o esfuerzo): evalúa el flujo sanguíneo hacia el músculo cardíaco. Las áreas de flujo sanguíneo insuficiente hacia el músculo cardíaco no absorben los radionúclidos muy bien.
  • Estudios de la función renal: es posible que el médico le pida que recolecte orina (generalmente durante 24 horas) para evaluar si los riñones están funcionando correctamente. Para evaluar la función renal, se realizan análisis de sangre tales como creatinina sérica.
  • Anticuerpos reactivos al panel (PRA): es una forma de medir la actividad del sistema inmunológico (un mayor PRA significa que está produciendo más anticuerpos).
  • Análisis viral: los análisis de sangre pueden revelar si ha estado expuesto a la hepatitis, al virus Epstein-Barr (VEB), al citomegalovirus (CMV) o al virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
  • Estudios de osteoporosis: el estudio de osteoporosis se puede realizar mediante densitometría ósea o mediante otros estudios.
  • Biopsia: evalúa una pequeña parte de tejido de un órgano.
  • Mamografía: radiografías de mamas para buscar signos de cáncer de mama en mujeres.
  • Exámenes de la próstata y del antígeno prostático específico (PSA): se realizan para detectar cáncer de próstata en los hombres.
  • Exámenes odontológicos
  • Otros estudios: es posible que su médico solicite otros estudios también.